Inicio » Análisis » Metroid: Samus Returns, mucho más que un remake
Análisis Nintendo 3DS

Metroid: Samus Returns, mucho más que un remake

La desarrolladora española, MercurySteam, nos ha sorprendido con uno de los mejores remakes de este año: Metroid: Samus Returns.

Nacido entre el debut de la saga y el laureado Super Metroid, Metroid 2: The Return of Samus fue el primer juego portátil de la serie. Un juego solido y fiel al juego original. Por ese motivo, Metroid: Samus Returns era el remake que nadie había pedido.

De esta manera, la desarrolladora española MercurySteam nos trae la sorpresa del año. Un remake que refuerza el concepto original de la Game Boy, añadiendo gráficos 3D jamás vistos en la 3DS. Eso, sumado a su magnifica jugabilidad, lo convierten en un imprescindible.

Metroid: Samus Returns tiene unos gráficos jamás vistos en 3DS.

Metroid Samus Returns, el mejor remake del año

Metroid: Samus Returns nos recuerda la historia del juego original

El retorno de Samus, nos trae a la historia del juego de Game Boy, justo tras los eventos del primer juego de la saga. Los Piratas Espaciales, dirigidos por Mother Brain, han sido derrotados, al igual que sus planes de utilizar los Metroides como fuentes de energía.

Entonces, la Union Federal: Ensure quiere asegurarse de que nadie será capaz de utilizar los Metroides para ese fin. Para eso envía a una de sus mejores agentes: Samus Aran con el fin de poner fin a toda existencia de estos. Si, la clásica historia de héroes genocidas!

Esta historia está contada con una cinemática al principio del videojuego, al igual que el original y durante toda la historia, hay cero diálogo. Es la versión silenciosa de Samus en su mejor esplendor. Esa ausencia solo hace sentirte más solo en este mundo “alienígena” en el que todo ser viviente quiere hacerte morir.

Es la versión silenciosa de Samus Arian en su mejor esplendor.

La exploración del Planeta SR388

Si bien, la historia es más bien corta, el mapa de Metroid: Samus Returns es inmenso (mucho más grande que el original) y te invita a la constante exploración. Eso si, el objetivo sigue siendo el mismo que en el de Game Boy. Entrar en una nueva área, en la que te encontrarás con el altar. Ese altar te pedirá un número de Metroides que deberás derrotar para seguir a la siguiente zona. Por redundante que esto pueda sonar, es mucho más interesante en la práctica.

El mapa de Metroid Samus Returns es inmenso

Una jugabilidad excepcional

Porque, si en algo destaca este Metroid: Samus Returns es por su alucinante sistema de combate. En este se corrige todo lo limitado anteriormente en los juegos 2D de la saga. El mayor avance es que te permite apuntar pulsando el botón L en 360 grados y con un láser que indica la dirección del proyectil. Eso también se afecta en los puzzles que necesitas una mayor puntería.

Otro avance en cuanto a jugabilidad se encuentra en el botón X, que permite realizar un contraataque que suele resultar letal. Medir bien los tiempos en este aspecto resulta vital para el juego, puesto que en la mayoría de peleas contra Metroides y diferentes bosses es primordial. Además, este contraataque incluye un apuntado automático a tu objetivo.

Peleas contra Metroides y “bosses” espectaculares

Otro de los aspectos en los que más destaca este Metroid: Samus Returns son los gráficos. Algo inusual en los juegos 2D. Esto se ve reflejado en las peleas contra los Metroides, en los que cuando ejecutas el contraataque se crea una cinemática que tu controlas. Eso da al juego un estilo que se asemeja más a juego de acción que a un problema geométrico.

Estas peleas son un constante en el juego, puesto que hay más de 40 Metroides contra los que nos tenemos que enfrentar. No hay mucha variedad de ellos, pero si la suficiente como para resultar desafiante. Cada escenario te invita a tener una estrategia distinta con cada Metroide. Además, es muy complicado aprenderse el patrón de cada uno de ellos, puesto que es algo randomizado. Todo eso se ve enfatizado cerca del final, en uno de las que ya se ha considerado el desafío más complicado de los Metroid.

Lo mejor

  • Buena jugabilidad
  • Buenos gráficos
  • Increíbles cinemáticas
  • Mapa inmenso

Lo peor

  • Algo repetitivo
  • Historia pobre y típica
  • Poca variedad de rivales

Jeroni Puigros

Periodista, cinéfilo y amante de los videojuegos. Apasionado por los juegos independientes, Zelda y Pokémon.

Comentar

Déjanos un comentario