Inicio » Análisis » Outlast II: prepárate para pasar mucho miedo
Análisis PC PS4 Xbox One

Outlast II: prepárate para pasar mucho miedo

Outlast II: Prepárate para pasar miedo
Violencia y terror se mezclan a la perfección en Outlast II. Red Barrels trae un juego para amantes del género y no apto para estómagos delicados.

Seis meses después de quedar maravillados con su demo, Outlast II llegaba al mercado el 25 de abril. Red Barrels Studio regresa con la secuela de uno de los juegos más virales de YouTube en el año 2014. Aunque la historia de su primera entrega era floja, la mecánica y los sustos en cada esquina consiguieron engancharnos.

Los protagonistas de Outlast II son Blake y Lynn Langermann. En un intento por documentar y desentrañar el asesinato de una mujer embarazada, este matrimonio se dirige al desierto de Arizona. Sin embargo, un accidente de helicóptero separará a la pareja. Es entonces cuando nosotros tomamos el control de Blake, que tendrá que encontrar a su mujer. A lo largo del juego descubrimos que Lynn ha caído en manos de una perturbadora secta que cree que se acerca el día del juicio final.

Como ocurría en la anterior entrega, la cámara de vídeo será nuestra fiel compañera de viaje. La temática religiosa será el eje de la trama. Un choque constante entre satanismo y cristianismo en la secta del Nuevo Testamento de Ezekiel. Como no podía ser de otra manera, esta secta vive alejada de la mano de Dios (badum-tss) en una cabaña inaccesible por carretera. Sacrificios humanos y rituales satánicos son el pan de cada día.

Outlast II: Prepárate para pasar miedo

Outlast II no es apto para estómagos delicados

Red Barrels Studio ha creado una atmósfera perfecta que tiene un único objetivo: hacerte pasar mucho miedo. Esta vez abandonamos el manicomnio y, además de visitar el interior de la cabaña de esta secta, saldremos al exterior. Toda una aldea entera llena de oscuros secretos. Podremos acceder también a los recuerdos de Blake y adentrarnos en un escalofriante colegio. Un ambiente cargado que se complementa con la iluminación y los efectos de sonido.

Como todo survival horror que se precie Outlast II juega con la iluminación ambiental pero también con la luz de la cámara. De nuevo, la cámara de vídeo es una figura clave en el desarrollo que utilizaremos a modo de linterna. Oscuridad y sombras con ligeros atisbos de luz. Pisadas, rezos religiosos, risas de niños, taquillas que richirrían, nanas. Efectos de sonido que se suman a una música espeluznante que no deja espacio para el silencio.

Si bien el apartado gráfico no es lo más impactante, se ve compensado con el guión y la ambientación. Una historia perturbadora plagada de imágenes de lo más explícitas. Monstruos y criaturas grotescas. Cuerpos demembrados, cadáveres de bebés o sacrificios humanos. Outlast II lleva el gore al extremo y no tiene reparos al mostrar escenas de violencia. Puro terror psicológico no apto para estómagos delicados.

Outlast II: Prepárate para pasar miedo

¿Esconderte o huir?

Como ya ocurrió en Outlast, esta segunda entrega está en primera persona. Tendremos que gestionar la batería de la cámara y su modo nocturno para avanzar en los emplazamientos. No quedarnos sin batería será un auténtico quebradero de cabeza. Red Barrels sigue apostando por el modo sigilo, así que te tocará esconderte. Sin embargo, en Outlast II tendremos más opciones de correr y de poder desbalijar sus planes. A medida que avanzamos, Blake va adquiriendo mayor agilidad lo que le permite correr para dejar atrás a sus enemigos.

Al completar el juego, tenemos la posibilidad de rejugar los diversos capítulos con mayor detenimiento. Podremos grabar todo lo que no pudimos en un primer momento, así como recoger notas y leer los evangelios de la secta. Os dejamos la lista completa de todos los logros de Outlast II aquí.

Lo mejor

  • Efectos de sonido que ponen la piel de gallina
  • Nuevos usos de la cámara (sistema de audio más refinado)
  • Una ambientación terrorífica
  • La historia es más profunda y lineal que la de su predecesora
  • Engancha desde el principio

Lo peor

  • Las 10 horas de juego se hacen cortas
  • Sobreexplotación de ensayo y error para completar algunas fases

Alejandra Rosales

Amante de los videojuegos, los cómics y la ciencia ficción. Apasionada del merchandising, sobre todo si es de Star Wars.

Comentar

Déjanos un comentario