Inicio » Noticias » Los juegos independientes perjudicados por una nueva norma de Sony
Noticias

Los juegos independientes perjudicados por una nueva norma de Sony

La edad de oro de los juegos independientes parece encararse a su fin, ahora Sony y ESBR les limita las ediciones físicas.

En contadas ocasiones un juego independiente ha contado con una versión física. La mayoría lo han hecho después de conseguir un gran éxito a nivel comercial y de críticas. Sin embargo, desde agosto, las compañías independientes han tenido que lidiar con una nueva normativa. Esta normativa exige la clasificación de ESRB antes de su publicación física. Una licencia que tiene un alto coste y ha cambiado su método de negocio según un informe de Kotaku.

Durante una larga temporada, los desarrolladores independientes habían ofrecido versiones físicas limitadas de sus juegos. Estos se encontraban en una zona legal dudosa. Esto se debe a que los juegos digitales no exigen pagar por la licencia ESRB. Evitando un proceso de certificación que los juegos tradicionales sí hacían.

Entre otras cosas, porque las versiones que ofrecían, eran una copia simple del juego y no salían en ninguna tienda. Por tanto tenían que acudir directamente a las compañías que lo ofrecían. Según apunta un informe de Kotaku, este modelo ha llegado a su fin. Ya que, desde agosto, Sony y ESRB han decidido que este proceso lo cumplan todos. Por tanto, ahora, no “todos” pueden hacer sus versiones físicas.

El informe, además, indica que las compañías independientes tienen que pagar una cuota de más de 3000€. Esto solo se aplica a un juego que haya requerido menos de 1 millón de euros, dónde la cuota sería mayor.

Los juegos independientes pierden sus físicos

Ruiner fue uno de los primeros juego independientes que tuvo que cancelar su versión física

En la práctica, Kotaku señala el juego Ruiner. Un juego cyberpunk desarrollado por Reikon Games. El cual fue publicado por Devolver Digital en formato digital y la versión física iba a llegar a través de Special Reserve Games. Pero, finalmente, la compañía decidió cancelar la publicación al aumentar su coste. Ya que difícilmente sería rentable después de aumentar un 35%. Cabe decir ESRB ofrece descuentos a estudios pequeños.

 

Y tú, ¿crees que esto evitará que salgan versiones de juegos más simples? ¿O estás en contra de esta decisión? Cuéntanos tú opinión.

Via | Kotaku

Etiquetas

Jeroni Puigros

Periodista, cinéfilo y amante de los videojuegos. Apasionado por los juegos independientes, Zelda y Pokémon.

Comentar

Déjanos un comentario