Inicio » Reportajes » Crash Bandicoot: historia de una leyenda
Reportajes

Crash Bandicoot: historia de una leyenda

Crash Bandicoot
Crash Bandicoot, el marsupial más épico del mundo del videojuego pudo tener una vida muy diferente de la que conocemos hoy en día. Pudo haberse llamado Willy the Wombat y tener una forma muy distinta a la que hoy vemos. En el análisis de hoy repasamos su vida tras 21 años desde su creación.

En 1996 nació una de las mascotas más conocidas en el mundo de los videojuegos. A pesar de que pudo haber tenido nombres como Willy the Wombat, Wez o Wuzzles, Crash Bandicoot fue el finalmente elegido por Naughty Dog, una pareja de desarrolladores que acababan de entrar en el mercado con su primer juego importante. Habían llegado para quedarse.

Andy Gavin y Jason Rubin, los padres del futuro marsupial, se dieron cuenta de que Sony no tenía mascota y de que el monopolio de Mario Bros debería llegar a su fin. Por ello, se fueron a Universal Studios y les pidieron tiempo y dinero para pensar en su primer proyecto de renombre. Increíblemente, lograron la financiación que pedían y con ello se trasladaron a California y empezaron a dar vida a sus ideas.

Durante esta etapa pusieron en orden sus prioridades y establecieron tres pilares: que el juego que desarrollasen tendría que ser en un entorno 3D -Mario Bros dominaba el 2D y el 3D les permitía más posibilidades de cara al futuro-, que el personaje que inventasen debería ser potente para así poder aspirar a mascota oficial de Sony, y que utilizaría como inspiración a Donkey Kong. Este gorila supondría un punto de inflexión en el desarrollo de lo que después sería Crash Bandicoot ya que la idea de que el desarrollo fuese lineal, de acabar con los enemigos de un solo golpe o de recoger plátanos para lograr bonus vendría directamente de él.

Fue entonces cuando decidieron grabar una demo de Crash Bandicoot y entregársela a Sony, a pesar de que era Universal quien había pagado todo el proyecto. A Sony les gustó tanto la propuesta que desde el principio apostaron por ella y decidieron que ya habían encontrado, sin pretenderlo en un principio, a su propia mascota.

El E3 de 1996 fue un momento importante tanto para Naughty Dog como para Sony. En este congreso competían directamente Nintendo con Mario 64 y Sony con un nuevo personaje llamado Crash Bandicoot. En un principio tanto la compañía como los desarrolladores pensaron que perderían la primera batalla ya que el enemigo estaba ya más que consolidado en el mercado y suponía una referencia para todos. Esto podría haber sido así pero la crítica con Crash fue más que buena. La explosión de colores y de texturas y la fluidez de los movimientos del juego de Sony -que daba una sensación de gran calidad gráfica– dejaba pálido a un Mario con estructuras muy poligonales y poco definidas.

Un marsupial humanoide que salva al mundo de un malvado científico

El argumento sobre el que se basa la historia principal es sencillo. El Dr. Neo Cortex, un malvado científico, quiere dominar el mundo y para ello ha seleccionado a algunos animales de la naturaleza y los ha manipulado y evolucionado genéticamente. Uno de estos experimentos falla y el animal evolucionado logra escapar. Este marsupial mutado será Crash Bandicoot que desde ese momento intentará detener los planes del doctor psicópata para conquistar el mundo.

El juego, que debutó en la primera PlayStation aunque más tarde visitaría otras plataformas como GameCube, Xbox, y otras muchas de la competencia, supuso una revelación al ser uno de los primeros videojuegos pioneros en las plataformas tridimensionales. Sin embargo, pese a que los tres primeros títulos de Crash Bandicoot recibieron muy buenas críticas (Crash BandicootCrash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back y Crash Bandicoot 3: Warped) poco a poco éstas fueron deteriorándose.

crash-bandicoot

Crash Bandicoot: Auge y caída de un mito

El marsupial, que en las tres primeras entregas de la serie cosechó grandes éxitos se vio duramente criticado en los siguientes títulos. Con Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back (1997) se pudo ver mejoras en jugabilidad, gráficos -avances en las luces, las sombras y la profundidad de los escenarios- y mayor número de efectos de animación. Con Crash Bandicoot 3: Warped , (1998) la inclusión de nuevos personajes y diferentes mecánicas de juego siguió dejando con ganas de más a jugador. Y con Crash: Team Racing (1999) un juego que podía competir con Mario Kart con mecánicas totalmente nueva.

Pese a que Crash estaba en su mejor momento, el abandono de Naughty Dog como desarrolladores para dar paso a otros nuevos supuso la caída del videojuego en sus siguientes títulos de los que la crítica decía que no aportaban nada nuevo. Fue la época de Crash Bash (2000), Crash Bandicoot: The Wrath of Cortex (2001), Crash Bandicoot XS (2002), Crash Bandicoot 2: N-Tranced (2003), Crash Nitro Kart (2003), Crash Bandicoot Fusion (2004), Crash Twinsanity (2004), Crash Tag Team Racing Crash Boom Bang! (2005), Crash of the Titans (2007), Crash Mind over Mutant (2008) y Skylanders Imaginators: Crash Edition (2016).

En 2017 regresará Crash Bandicoot. N Sane Trilogy en una remasterización de las primeras entregas para PS4. Un clásico que del que los nostálgicos no deben prescindir y una nueva oportunidad para que el marsupial más famoso de todos los tiempos vuelva a causar sensación.

Virginia Soria

Aficionada a los videojuegos, a Marvel y al Equipo A.

Comentar

Déjanos un comentario