Inicio » Reportajes » Rainbow Six Siege: asedio y derribo en primera persona
PC PS4 Reportajes Xbox One

Rainbow Six Siege: asedio y derribo en primera persona

Tom Clancy's Rainbow Six Siege
Después de los entretenidos y cargados de adrenalina Rainbow Six Vegas, la franquicia lanza su siguiente episodio: Rainbow Six Siege. Las marcas Ubisoft y Tom Clancy suelen ser garantía de, cuanto menos, entretenimiento y calidad. Y esto es lo que nos plantea el nuevo Rainbow Six.

Después de los entretenidos y cargados de adrenalina Rainbow Six Vegas, la franquicia lanza su siguiente episodio: Rainbow Six Siege. Las marcas Ubisoft y Tom Clancy suelen ser garantía de, cuanto menos, entretenimiento y calidad. Y esto es lo que nos plantea el nuevo Rainbow Six.

Lejano pariente de Counter-Strike

La mecánica del juego puede recordar a la del mítico Counter-Strike. Sin embargo, las similitudes se quedan a nivel superficie. El Counter-Strike tenía una notable curva de aprendizaje y requería de destreza para poder competir, mientras que para jugar a Rainbow Six Siege no hace falta ser muy ducho con el ratón o el mando de la consola.

El juego plantea una situación con dos equipos, 5 jugadores cada uno, en el que un equipo desempeña el rol de atacante y el otro de defensor. El objetivo del ataque puede ser indistintamente un contenedor con riesgo biológico, un rehén o una bomba. El objetivo es neutralizar a todos los miembros del equipo contrario y proteger (o coger) el objetivo.

El juego nos permite ponernos en la piel de distintos agentes de cuerpos de élite de distintos países: desde el SAS británico al FBI-SWAT norteamericano, pasando por el Spetsnaz ruso, entre otros. La mecánica como decimos es relativamente fácil, engancha, pero cuando con el handicap de ser

Rainbow Six Siege cuenta con cuatro DLC y Ubisfot anunció que en 2017 habría nuevos mapas y personajes representando a España, Hong Kong, Polonia y Corea del Sur.

Trailer de Gameplay de Rainbow Six Siege

En el presente trailer de Gameplay presentado en el E3 de 2014, se ven las principales virtudes del juego: acción, adrenalina, potencialidad multijugador, capacidad para disparar o volar cualquier parte del “mapa”, etc. Su propuesta no engaña y entretiene, aunque se hecha en falta un modo historia al estilo de Rainbow Six Vegas.