Inicio » Retro » Dreamcast, puerta grande para la despedida de Sega
Dreamcast Retro

Dreamcast, puerta grande para la despedida de Sega

DREAMCAST SEGA
Dreamcast es posiblemente el mejor producto en la historia de Sega. Sin embargo, esta consola también marcó el fin de la mítica compañía como fabricante. Un diseño futurista, un módem incorporado que potenció el juego online y una magnífica colección de juegos fueron los alicientes de una consola que trasladó la experiencia arcade hasta el salón de casa.

La quinta generación de consolas supuso un importante revés para Sega. La Sega Saturn sucumbió al dominio de PlayStation (Sony) y de Nintendo 64 (Nintendo) y abocó a la compañía nipona a una dura crisis financiera. El futuro de Sega pasó a ser una incógnita y la sexta generación de consolas se presentaba como un todo o nada para la empresa, que recurrió a Hitachi y a Microsoft para desarrollar un producto revolucionario. El resultado fue Dreamcast, una magnífica consola que no pudo evitar el final de Sega como fabricante.

Dreamcast salió al mercado japonés en 1998 y un año más tarde llegó a EE.UU y a Europa. Sega se convertía así en la pionera de los 128 bits y se adelantaba a Sony y Nintendo con un producto muy innovador. La primera semana en mercado fue un éxito, con más de medio millón de unidades vendidas. Sin embargo, la ansiada PS2 ya tenía fecha de lanzamiento, por lo que muchos gamers optaron por esperar al producto de Sony. Si a este freno se le suma la profunda crisis que atravesaba Sega, se entiende la decisión de la compañía de descontinuar la Dreamcast a partir de 2001, aunque continuó dando soporte a sus fieles hasta 2004. Fue el triste final de una consola infravalorada que superó los diez millones de unidades vendidas.

Dreamcast, un arcade en el salón de casa

Sega introdujo con Dreamcast importantes novedades en una industria dominada por la PlayStation de Sony. La más importante de ellas fue la inclusión, por primera vez, de un módem integrado en la consola. Este sistema permitió potenciar el modo de juego online, ya que sí existían módems periféricos para consolas anteriores. Pero además, esta novedad proporcionaba una nueva herramienta de navegación por internet.

DREAMCAST SEGA

Ya hemos comentado que Dreamcast fue la primera consola de la sexta generación. Hay quien incluso la considera intergeneracional, ya que pasó más de un año hasta las llegadas de PS2, Game Cube o XBox, cuyos desarrolladores tuvieron tiempo para perfeccionar las innovaciones de Sega. Los 128 bits de Dreamcast marcaron un hito en la industria y por primera vez la calidad gráfica de los juegos se asemejó a los simuladores arcade. Sega consiguió trasladar la experiencia de los recreativos a nuestro hogar. Por último, Dreamcast sorprendió con un seductor diseño simple, discreto, limpio e innovador.

Una magnífica colección de juegos

Dreamcast se caracterizó por la excelente calidad de la mayoría de sus juegos. A la ya comentada calidad gráfica, hay que sumar la adictiva jugabilidad que ofrecían algunos títulos. A continuación recordamos tres de los mejores juegos para Dreamcast.

Sonic Adventure (1999)

Entre las joyas de Dreamcast no podía faltar el icónico erizo de Sega. Sonic Adventure fue el esperado regreso del trepidante erizo azul tras un decepcionante paso por Sega Saturn. Este título fue el primero publicado para Dreamcast y adaptó con maestría a las tres dimensiones las aventuras de Sonic. Además, por primera vez tuvimos la posibilidad de escoger entre varios personajes de la historia, cada uno de ellos con unas características y movimientos propios. Un juego a la altura de una saga que ha pasado a la historia de la industria.

Crazy Taxi (2000)

Quizás uno de los juegos más adictivos que ha desarrollado Sega y, por qué no decirlo, cualquier empresa de viodeojuegos. Por algo fue el primer juego que Sega portó a otras consolas cuando descontinuó la Dreamcast. Crazy Taxi recrea a la perfección los simuladores arcade y nos pone en la piel de un taxista loco de una ciudad playera que arrasará con todo para llevar a los clientes cuanto antes a su destino. Pero siempre querrás ser más rápido…

Virtua Tennis (2000)

Dreamcast acogió el inicio de la saga más famosa del tenis virtual. Con una jugabilidad muy cercana al arcade, Virtua Tennis hizo las delicias de los amantes de este deporte. Hasta el momento, ningún juego de tenis había recreado con tanto éxito la experiencia de pelotear con las mejores raquetas del mundo. La saga evolucionó a pasos agigantados desde entonces. Pero todavía hoy resulta irresistiblemente tentador echar un peloteo en esta maravilla.

Joaquín Martínez

Periodista. No se ha hecho, ni se hará, juego mejor que el Super Mario Bros 3. Apasionado del cine y colchonero confeso.

Comentar

Déjanos un comentario